Maíz

Maíz, Yu mi Shu (Chino), Zea mays (Gramíneas).  Es un alimento básico del centro y sur de América, desde hace al menos 4000 años, el maíz se emplea también con fines medicinales de formas muy diversas.
Los aztecas daban un cocimiento de los granos de maíz para la disentería, <<calor en el corazón>> y aumentar la producción de leche materna.  Las barbas (cabellos sedosos que rodean la mazorca), han sido siempre la parte más usada en medicina y es especialmente valiosa para tratar afecciones urinarias.

El nombre latino del maíz refleja su valor; zea significa causa de la vida, y mays, nuestra madre.

El maíz es Gramínea anual de hasta 3 m de altura con flores masculinas de aspecto plumoso.  Las flores femeninas dan las mazorcas.

Las partes utilizadas son las barbas o cabellos pueden usarse frescas o secas como remedio para desórdenes urinarios.

Los granos se usan externamente para tratar contusiones y otros problemas de la piel.

Las barbas amarillas del interior se usan con fines medicinales.

Cultivado de forma casi universal como alimento básico, el maíz procede de los Andes y América Central, con origen posiblemente en Perú.  Se propaga por semillas en primavera.  Las barbas se recolectan en verano con la mazorca madura, se separan y se dejan secar.

Componentes principales.-


  • Flavonoides (maizina)
  • Alcaloides
  • Alantoína
  • Saponinas
  • Aceite volátil (alrededor del 0,2%)
  • Mucílago
  • Vitaminas C y K
  • Potasio


Efectos principales.-


  • Demulcente urinario
  • Diurético
  • Estimula ligeramente la secreción biliar
  • Baja levemente la tensión sanguínea


Investigación.-

Producción de bilis.  Se cree que las barbas estimulan la producción de bilis mejorando su flujo desde el hígado por los conductos biliares.

Circulación.- Estudios chinos indican que las barbas bajan la tensión sanguínea y reducen el tiempo de coagulación.

Usos tradicionales y actuales.-

Planta tradicional.  Los granos del maíz han sido empleados por los nativos americanos para una gran variedad de dolencias.  Con ellos se prepara un emplasto eficaz y en la medicina popular americana se daba para tratar contusiones, inflamaciones, llagas, forúnculos y afecciones similares.

Remedio urinario.-  Debido en parte a su alto contenido de potasio, las barbas con un buen diurético para casi todos los problemas del aparato urinario.  Calma y relaja las paredes de las vías urinarias y la vejiga aliviando la irritación y aumentando el flujo y la eliminación de orina.  Sirve también para micciones frecuentes causadas por irritación de la vejiga y las paredes de la uretra, y para la dificultad para evacuar la orina, por ejemplo con desórdenes de próstata.

Cálculos renales.-  Se cree que las barbas son buenas para el riñón, pues disminuyen la formación de cálculos y alivian algunos de los síntomas de las piedras existentes.

Cistitis.- La cistitis crónica puede aliviarse con las barbas del maíz, que son un buen complemento para otros tratamientos de la cistitis aguda.

Remedio Chino.-  En China, las barbas se usan para la retención de fluidos y la ictericia.

Automedicación.-


  • Retención de fluidos en el embarazo
  • Infecciones Urinarias


Principales preparados y sus aplicaciones.-

Advertencia.-  Recuerda, antes de tomar cualquier tipo de hierba medicinal, tendrás que consultarlo primeramente con tu médico de cabecera.

Infusión.-  De las barbas es calmante.  Para la cistitis, tomar 500 ml diarios.

Cocimiento.- De granos.  Aplicar en cataplasma a llagas y forúnculos.

Al retirar la perfolla del maíz, podrás ver las barbas y los granos.

Cápsulas.-  De las barbas.  Para edemas, tomar 2 g diarios.

Tintura.- De las barbas.  Para la cistitis, mezclar 80 ml con 20 ml de tintura de buchú y tomar una cucharadita con agua tres veces al día.



Bibliografía.-



Enciclopedia de Plantas Medicinales.- Chevallier.-


Entradas populares de este blog

Várices y Hemorroides

Remedios para Enfermedades - Alergias Parte 1

Dolor de Cabeza