Lapacho

Lapacho, Pau D´Arco (Portugués), Tabebuia spp.  Es una corteza que ha sido muy apreciada durante siglos en la herboristería tradicional suramericana por su gran valor para la salud.  Hoy día se da para problemas inflamatorios e infecciosos, entre ellos problemas virales tales como el síndrome de fatiga post viral y VIH.  Se emplea también para otras afecciones y está muy reconocido en el tratamiento del cáncer, incluida la leucemia.

El Lapacho, es un árbol siempre verde (caduco en climas fríos) de hasta 30 m, con flores de color rosa.

Las partes utilizadas es la corteza interior seca, posee importantes propiedades antibióticas.  La corteza interior es apreciada por sus propiedades inmunoestimulantes.  Se usa para tratar muchas afecciones inflamatorias.

El lapacho se valora por su madera dura y por su corteza, de propiedades terapéuticas.

Es un árbol autóctono de Suramérica, que crece bien en terrenos montañosos.  En Perú y Argentina se encuentra en zonas altas de los Andes.  Se halla también en zonas bajas (Paraguay y Brasil), de donde se cree que procede.

Componentes principales :


  • Quinonas (lapachol)
  • Bioflavonoides
  • Lapachenola
  • Carnasol
  • Indoles
  • Coenzima Q
  • Alcaloides (tecomina)
  • Saponinas esteroidales


Efectos principales :


  • Antibiótico
  • Antifungal
  • Estimulante inmunológico
  • Antiinflamatorio
  • Limpiador
  • Tónico
  • Antitumoral


Investigación.-

Propiedades antitumorales.- Su acción contra el cáncer es controvertida, pero estudios que se iniciaron en Brasil, indican que la corteza puede tener valor terapéutico para tratar el cáncer y la leucemia. Muchos de sus componentes ayudan a contrarrestar el crecimiento de tumores, en especial el lapachol, que evita el desarrollo de las células tumorales impidiéndoles que metabolicen el oxígeno.

Otros Estudios.-  Se sabe que es un fuerte antiinflamatorio.  también contrarresta los efectos de la diabetes (debido en parte a la tecomina) y baja la tensión.

Usos tradicionales y actuales.-

Antiguo curalotodo.- Los incas, los kallawaya de Brasil y otros pueblos nativos de Suramérica, volaron el lapacho como curalotodo.  Lo usaban para muchas afecciones, entre ellas heridas, fiebre, disentería, inflamación intestinal, ciertos tipos de cáncer y mordeduras de serpiente.

Infecciones.- Dada su gran cantidad de componentes activos, no sorprende que el lapacho sea utilizado no sólo en Suramérica sino también por los herbolarios de todo el mundo.  Es un antibiótico natural importante para infecciones bacterianas y virales, especialmente de nariz, boca y garganta, y se considera útil para problemas crónicos como el síndrome de fatiga viral.  Se emplea también para afecciones producidas por hongos, entre ellas la tiña y el afta y se considera muy útil para tratar enfermedades crónicas producidas por hongos, como la candidiasis.

Antiinflamatorio.-  El lapacho reduce y alivia problemas inflamatorios, sobre todo en el estómago y los intestinos.  Se usa para tratar muchas otras afecciones inflamatorias por ejemplo, cistitis, inflamación del cuello del útero y prostatitis.

Remedio contra el cáncer.-   El lapacho sirve para tratar el cáncer, incluyendo la leucemia.  La experiencia clínica en Brasil, combinada con su uso tradicional para el cáncer, indica que debe investigarse el lapacho con más profundidad por su valor terapéutico en el tratamiento de esta enfermedad.

Principales preparados y sus aplicaciones.-

Advertencia.- Esta es una guía herbolaria.  Su consumo, deberá consultarse con su médico de cabecera. No lo olvides.

Pomada.-   Para heridas aplicar abundantemente.

Cocimiento.-   Es un preparado tradicional en América del Sur.  Para la candidiasis beber una taza tres veces al día.

Tintura.-   Está indicada para uso prolongado.   Para el síndrome de fatiga viral, tomar 2 ml con agua tres veces al día.



Bibliografía.-



Enciclopedia de Plantas Medicinales.- Chevallier.-









Entradas populares de este blog

Várices y Hemorroides

Remedios para Enfermedades - Alergias Parte 1

Dolor de Cabeza