Qing Hao

Qing Hao, Ajenjo Chino Artemisia annua (Compuestas), es considerado simplemente como una Artemisia más.  No obstante, existía una diferencia notable: en la medicina china se empleaba para tratar la malaria.  La investigación ha reivindicado actualmente este uso tradicional al revelar que el qing hao evita y cura la malaria y prácticamente no tiene efectos secundarios.  Hoy día se utilizan extractos de qing hao en los trópicos como remedio posible y eficaz contra la malaria.

El Qing Hao, es una planta perenne de alrededor de 1 m de altura con hojas plumosas de color verde recubiertas de fino vello.  Las partes utilizadas con las hojas que contienen artemisinina, muy potente contra la malaria.  Su empleo contra la malaria está muy difundido en todo el mundo.

Crece en los pastos y eriales de Vietnam, Japón, China, Rusia y Corea.  Se cultiva en el este de China.  Esta hierba se propaga a partir de semillas en primavera o por división de las raíces en otoño.  Se recolecta en verano antes de que se abran las flores.

Componentes principales.-


  • Aceite volátil (abrotamina, b-bourboneno)
  • Lactonas sesquiterpénicas (artemisinina)
  • Vitamina A


Efectos principales.-


  • Amargo
  • Febrífugo
  • Antimalárico
  • Antibiótico


Investigación.-

El qing hao ha sido muy estudiado en China, especialmente en Guangzhou en la década de los 80´s.
Estos estudios revelan que posee un efecto antibiótico frente a muchas afecciones de la piel producidas por hongos y frente a la leptospirosis (enfermedad de Weil).  Además, esta planta tiene un efecto directo contra el parásito Plasmodium de la malaria, un protozoo introducido en el cuerpo por mosquitos infectados.

Artemisinina.- Las investigaciones más recientes se han centrado en el componente aislado artemisinina, que ha demostrado ser extraordinariamente eficaz contra la malaria.  Pruebas clínicas realizadas en Tailandia indican que la artemisinina es un 90% más eficaz y cuenta con más casos de éxito que el medicamento convencional, la cloroquina.

Usos tradicionales y actuales.-

Historia.- La primer mención del qing hao apareció en un texto chino del año 168 a.C.  Se consideraba que ayudaba a <<pasar y aliviar el calor del verano>>.

Refrescante.- El qing hao tiene un sabor fresco y amargo y se usaba para afecciones provocadas por el calor, especialmente con síntomas tales como fiebre, dolor de cabeza, mareos y sensación de opresión en el pecho.  Se emplea para tratar fiebres crónicas, fiebres nocturnas, escalofríos matinales y es un remedio tradicional para las hemorragias nasales asociadas al calor.

Antimalárico.- Durante miles de años el qing hao ha sido utilizado para tratar las fiebres y tiritonas dela malaria y actualmente se emplea la artemisinina en muchos países para combatirla.  La artemisinina reduce el riesgo de llegar a desarrollar la enfermedad y ayuda a recuperarse con rapidez.  Es especialmente útil para tratar las cepas de malaria resistentes a los medicamentos.   Puede utilizarse la planta completa para tratar esta enfermedad y actúa como preventivo, al reducir las posibilidades de contraerla.

Principales preparados y sus aplicaciones.-

Advertencia.-  Tomar únicamente bajo supervisión profesional.  No tomar durante el embarazo.

Tintura.- Se prescribe para prevenir la malaria.  También se utiliza para tratar la propia enfermedad.

Infusión.- Es muy amarga.  Los herbolarios la utilizan para tratar el dolor de cabeza y la fiebre.

Pastillas.- Contienen artemisinina, extraída de esta hierba y se toman para la malaria en las zonas tropicales de todo el mundo.

Bibliografía.-

Enciclopedia de Plantas Medicinales.- Chevallier.-








Entradas populares de este blog

Várices y Hemorroides

Tercera Edad

Remedios x padecimiento Letra E