Ajenjo

El Ajenjo Artemisia absinthium, es una planta herbácea perenne.  Alcanza un metro de altura, las hojas son alternadas y muy recortadas y da pequeñas flores que forman racimos. Es originaria de Europa.   Actualmente crece en forma silvestre en Asia central y en zonas orientales de Estados Unidos.  Se cultiva también en regiones templadas de todo el mundo.  El ajenjo se propaga por división de las raíces en otoño.  Las partes aéreas se recolectan al final del verano.  Es fuertemente aromático y se usaba para dar sabor a muchas bebidas alcohólicas.  En el pasado, el ajenjo era uno de los saborizantes principales del vermut.
El Ajenjo posee propiedades diuréticas y digestivas. Su sabor es intensamente amargo que juega un papel importante en su efecto terapéutico.  Actúa contra la flatulencia, es depurativo de los intestinos y vermífugo (de acción contra lombrices y parásitos). Ayuda a la actividad hepática y de la vesícula biliar.
Estudios  han confirmado que varios componentes de la planta contribuyen a su actividad medicinal.  Muchos son muy amargos y afectan a los receptores del sabor amargo de la lengua que envían una acción refleja y estimulan el estómago.


Sus componentes principales son :

  • Aceite volátil que contiene lactonas sesquiterpénicas (artabsina, anabsintina); tuyona; azulenos
  • Flavonoides
  • Ácidos fenólicos
  • Lignanos


Sus efectos principales son :

  • Amargor aromático
  • Estimula la secreción de bilis
  • Antiinflamatorio
  • Vermífugo
  • Calma el dolor de estómago
  • Antidepresivo suave


Otros estudios nos indican que los azulenos son antiinflamatorios.  Las lactonas sesquiterpénicas poseen un efecto antitumoral y son fuertemente insecticidas.  La tuyona es un estimulante del cerebro. Es segura en pequeñas dosis, pero tóxica en exceso.

El ajenjo es la fuente de la absintiína, un aditivo y bebida tóxica preferida en la Francia del siglo XIX. A la absintiína, ahora prohibida, se le daba sabor con el aceite esencial del ajenjo que, debido a su contenido de tuyona, es tremendamente tóxico.

Como estimulante digestivo, el ajenjo es un medicamento muy útil para los que padecen digestiones malas y lentas.  Aumenta la producción de bilis y ácidos estomacales y por tanto mejora la digestión y la absorción de nutrientes, lo cual hace que sea beneficioso para muchas afecciones, entre ellas la anemia.  El ajenjo alivia la hinchazón y los gases y, si se toma regularmente la tintura, va fortaleciendo lentamente la digestión y ayuda al cuerpo a recuperar la vitalidad completa después de una enfermedad prolongada.
Ideal como remedio tradicional para eliminar las lombrices.  Su eficacia es moderada.
Como Repelente de insectos tradicional es un buen insecticida y repelente.
En otros usos la acción antiinflamatoria del ajenjo lo hace útil para infecciones y en ocasiones ha sido recetado como antidepresivo.
Externamente, puede emplearse contra dolores de cabeza, torceduras y dolores articulares, y para detener hemorragias nasales.

Advertencia.- Tomar únicamente bajo supervisión profesional.  Ingerir en pequeñas dosis durante un máximo de 4 a 5 semanas.  No tomar durante el embarazo

Principales preparados y sus aplicaciones :

Infusión.- Preparada con ajenjo y otras hierbas se usa como medicamento para la digestión. Dejar asentar de tres a cinco minutos la hierba, colar y beber lentamente 1 ó 2 tazas diarias.
Tintura.- Se emplea para tratar problemas digestivo tales como la anemia.  Beber de 20 a 30 gotas en un poco de agua, antes de las comidas.
Cataplasma.- Hervir hojas de ajenjo, escurrirlas y machacarlas.  Aplicar sobre las zonas afectadas para calmar dolores de cabeza y articulaciones.

Bibliografía.-
Enciclopedia de Plantas Medicinales.- Chevallier.-
Notas de Cursos de Herbolaria en Amatlán de Quetzalcóatl, Mor.
Herboristería y Plantas Medicinales.-

Entradas populares de este blog

Várices y Hemorroides

Remedios para Enfermedades - Alergias Parte 1

Dolor de Cabeza