Cremas

 



Una crema es un preparado semisólido para el tratamiento tópico.  Las cremas son a base de agua a diferencia de un ungüento o pomada.  Contienen de un 60 a 80% de agua, para poder formar un líquido espeso y homogéneo.

La elaboración de una crema exige una emulsión de aceite o grasa con agua.   Si se hace en forma apresurada los componentes suelen separarse, por lo que es necesario mucha pero mucha paciencia.  A diferencia de los ungüentos, las cremas penetran en la piel.  La sensación de frescura y calmante en la piel, permite que la misma respire y sude en forma natural.  Debes considerar que las cremas como tal se deterioran rápidamente y conviene mantenerlas siempre en el refrigerador en tarros oscuros y herméticos.

En las cremas que prepares, puedes agregar en cantidades pequeñas ingredientes en tinturas, polvo  aceites esenciales sobre todo antes de envasar.

Si incorporas 1 ml de un aceite esencial como el del árbol del Té (Melaleuca alternifolia) a 100 ml de crema, se evitará la formación de moho y se prolonga la duración de la misma.  Este mismo efecto también se consigue con 5 ml de bórax.  Otras recetas para crema, incluyen infusiones, tinturas  o aceites de infusión.



Este es un procedimiento sencillo de cómo elaborar una crema, por favor toma nota :


  1.  Fundir la cera emulsificante en un recipiente a baño maría.  Añadir glicerina, agua y hierbas, removiendo continuamente.  Dejar 3 horas a fuego lento (recuerda, paciencia).
  2. Pasar la mezcla por una bolsa para tamizar o en su defecto por una prensa de vino (también puedes colar sobre tela muy delgada tu cocción).  Remover lenta y continuamente hasta que se enfríe (mover con una cuchara de madera de preferencia) y esperar a  que solidifique (recuerda, paciencia).
  3. Colocar la crema en tarros de cristal oscuro con un cuchillo o espátula. Cerrar bien y etiquetar, conservar en el refrigerador y usarlo lo antes posible.  ¡Voilá, listo!



Cantidades a utilizar para elaborar tu crema :

Cantidad Estándar.-  30 g de hierba seca ó 75 g de fresca, 150 g de cera emulsificante, 70 g de glicerina y 80 ml de agua.

Aplicación Estándar.- Frotar una pequeña cantidad en el área afectada de 2 a 3 veces al día.

Conservación.-  Conservar en tarros herméticos de cristal oscuro en el frigorífero hasta por 3 meses.


Puedes elaborar una cantidad de cremas ya sea hidrante, para curar acné, combatir dolores, arrugas, quemar grasa, etc.  El límite es tu imaginación.  A lo largo de este blog, has conocido lo que hace cada hierba o planta para tu organismo, emplea tus conocimientos y elabora una crema espectacular.


Bibliografía.-

Enciclopedia de Plantas Medicinales Chevallier.- 

Notas de curso de Herbolaria en Amatlán de Quetzalcóatl.-

Entradas populares de este blog

Gordolobo

Malva

Romero