Avellano Hamamelis

Avellano, Hamamelis Hamamelis virginiana (Hamamelidáceas), fue un remedio tradicional para muchos pueblos nativos de América del Norte.  Estos pueblos aplicaban cataplasmas empapadas de un cocimiento de la corteza para tratar tumores e inflamaciones, especialmente de los ojos, e ingerían la hierba para hemorragias o menstruación abundante. Los colonos europeos del siglo XVIII no tardaron en valorarlo por su astringencia y su uso se extendió por Europa y otros continentes.

El Avellano Hamamelis, árbol pequeño y caduco que alcanza 5 mts. de altura, de hojas anchas, ovaladas y marcadamente aserradas.

El Avellano da en invierno unas flores peculiares, a las que siguen cápsulas de frutos marrones que, cuando maduran, lanzan dos semillas hasta a 4 mts.e distancia del árbol.




Este árbol es autóctono de Canadá y de las zonas orientales de Estados Unidos.  Hoy es común su cultivo en Europa.  Se desarrolla a partir de esquejes duros o de semillas, plantados en ambos casos en otoño.  Las hojas se recolectan en verano y se dejan secar.  La corteza se recoge durante el otoño y se seca lo más rápidamente posible a la sombra.

Las partes utilizadas son :


  • Hojas (no huelen pero poseen un sabor aromático y amargo)
  • Hojas y las ramitas tiernas se destilan para obtener avellano
  • Corteza fresca y seca las cuales se pueden utilizar en tinturas y pomadas.


Componentes principales :


  • Taninos (8 - 10%)
  • Flavonoides
  • Principio amargo
  • Aceite volátil (sólo las hojas)


Efectos principales :


  • Astringente
  • Antiinflamatorio
  • Detiene la hemorragia interna o externa


Usos tradicionales y actuales.-

Propiedades establecidas.- El avellano hamamelis contiene tanino en grandes cantidades. El tanino posee un efecto desecante y astringente que hace que se afirmen las proteínas de la piel y de la superficie de las abrasiones.  Esto crea un recubrimiento protector que aumenta la resistencia ala inflamación y favorece la curación de la piel dañada.  También parece que el avellano beneficia a los vasos sanguíneos que hay debajo de lapiel.  Se cree que este efecto se debe a los flavonoides, así como a los taninos.  Cuando el avellano es destilado, retiene su astringencia,lo cual sugiere la presencia de otros agentes astringentes distintos del tanino.

Problemas de la piel.- El avellano hamamelis resulta muy útil para afecciones con inflamación o fragilidad de la piel tales como el eczema.  Se usa sobretodo donde la piel no tiene daños de importancia y ayuda a proteger la zona afectada y a evitar la infección.

Venas dañadas.- El avellano hamamelis es bueno para las venas faciales dañadas, las varices y las hemorroides, y resulta eficaz para las contusiones.  Gracias a sus propiedades astringentes, ayuda a afirmar las venas distendidas y a restaurar su estructura normal.

Otros usos.- Puede aplicarse en loción a la piel para problemas subcutáneos tales como quistes y tumores.  También constituye un eficaz colirio para inflamaciones oculares.  Aunque esmenos habitual, se ingiere para aliviar la diarrea,pues tensa las membranas mucosas de los intestinos y para las hemorragias de cualquier tipo.

Automedicación.-


  • Contusiones
  • Eczema
  • Hemorroides
  • Limpieza de heridas
  • Sarpullidos
  • Varices


Principales preparados y sus aplicaciones .-

Advertencia. Consulte a su médico de cabecera antes de tomar cualquier tipo de medicamento herbolario. Favor de tomar únicamente bajo control médico.

Tintura.- De la corteza.  Diluir 20 ml. en 100 ml. de agua fría y aplicar con una esponjas sobre las venas varicosas.

Avellano destilado.- Aplicar en las picaduras de insectos,en las llagas de la piel y en las venas dañadas.

Pomada.- De la corteza. Aplicar a las hemorroides dos veces al día.

Infusión.- De las hojas.  Utilizarla como si fuera una loción para las venas dañadas y los quistes.




Bibliografía.-
Enciclopedia de Plantas Medicinales.- Chevallier.-
Notas de Cursos de Herbolaria en Amatlán de Quetzalcóatl, Mor.







Entradas populares de este blog

Várices y Hemorroides

Remedios para Enfermedades - Alergias Parte 1

Dolor de Cabeza